Martes 14 de Mayo de 2019    |    Hora: 22:57:28    |     Visto: 20 veces

PARO AGRARIO PONE EN RIESGO LOS CONTRATOS DE EXPORTACIÓN



Compartir en Facebook     
twitter share

El presidente de la Cámara de Comercio de Piura (Camco), Ricardo Álvarez Elías, puntualizó que la exportación e importación de productos serían los principales afectados si el paro de agricultores se prolonga.

Al bloquear las carreteras se corre el riesgo que los contenedores que salen y entran al puerto de Paita no cumplan con los contratos establecidos, generando pagos de penalidades, ya que afecta la negociación entre exportadores e importadores. El pago de penalidades dependerá del tipo de contrato que se estableció.

Para el representante de la Camco es justo el reclamo de los agricultores de la región Piura, ya que considera que este paro es consecuencia de la inacción y negligencia del Gobierno Central por haber incumplido con los avances de la reconstrucción de la infraestructura dañada por el fenómeno climático de El Niño Costero del 2017.

A más de dos años de las lluvias por El Niño Costero, en nuestra región el avance general es del 10%. Me pregunto, cómo se va a lograr revertir esta situación y llegar al porcentaje calculado. Se ha informado que para el 2021 se vería un avance del 85%, esto es una burla, es consecuencia de la inacción, dijo el presidente del gremio empresarial.

AFECTA LA ECONOMÍA

La medida tomada por los agricultores afecta el movimiento comercial entre las provincias del departamento de Piura, es decir, afecta considerablemente la economía. Álvarez Elías dijo que el paro perjudica significativamente a algunos sectores que se vienen recuperando desde el segundo semestre del 2018.

PIDE DIÁLOGO. El decano del Colegio de Economistas de Piura, Humberto Correa, también coincidió con Álvarez que el Gobierno debe sentarse a dialogar con los hombres del campo que piden un subsidio económico, capacitación en nuevas tecnologías, mejoramiento de la infraestructura de riego, que desde hace dos años no ha sido considerada por el Estado. Otro de los pedidos de los agricultores es que el Gobierno les compre sus productos para los programas sociales.

El economista Humberto Correa Cánova mencionó que sería viable en productos como papa, quinua, arroz, pero existen alimentos que por su complejidad requieren ser importados.

“El Estado lo que debe hacer es dar subsidio, mejorar la infraestructura agrícola, facicilitar el acceso al crédito, hay mucha intermediación, por ejemplo un kilo de papa que le cuesta 20 centávos al agricultor, es adquirido por el consumir final hasta en 4 soles, esa diferencia queda en los distintos pasos de la intermediación, de los acopiadores, perjudicando de manera directa a los agricultores, pues es el que menos gana y el que más trabaja”, señaló el economista.

INFRAESTRUCTURA 

Para los profesionales, el reclamo de los agricultores es justo porque el Estado debe mejorar la infraestructura de riego, mejorar su productividad que está muy baja en comparación a otras ciudades e, incluso, con otros países. En esta región solo el 12% de agricultores recibe asistencia técnica por parte del Estado.

El sector de la agricultura es el más olvidado y si la medida se radicaliza, el problema afectaría a todos, ya que los productos aumentarían de precio, al igual que el costo de vida, ello conllevaría a que los trabajadores van a reclamar mayores salarios y esto origina presiones inflacionarias que por el momento está controlada por el bajo precio que se paga por el producto agrario. Una medida de fuerza originaría desabastecimiento en los mercados, subida de precios y considerables pérdidas económicas.

La solución próxima para disminuir los índices de pobreza en los agricultores es la asociatividad, tal y como se viene haciendo con el banano, cacao, panela, mango y otros productos que exportan y generan ingresos.

MEDIDA DE FUERZA

En Piura, más de 80,000 agricultores acataron la medida. Carlos Tume, presidente de la Comisión de Usuarios de la Junta de Sechura indicó que en su provincia son más de 12,000 agricultores los afectados. Los campesinos también piden subsidio por parte del Ministerio de Agricultura y Riego. La reactivación del Banco Agrario sería una opción. Nos pican los zancudos, no dormimos las horas completas, tampoco comemos a las horas correspondientes; esta mala rutina nos envejece, señala Rey Morales Amaya.

El campesino menciona que desde hace tres años que los agricultores de la región Piura se ven afectados por la importación de productos libres de aranceles, la competitividad de precios los afecta directamente; la siuación se complicó más en el 2017 cuando la infraestructura agrícola se vio dañada por las intensas lluvias.

El campesino Rey Morales nos cuenta que son seis meses de trabajo para la cosecha de arroz, meses de ardua labor en el campo que finalmente no es valorado económicamente por los acopiadores que pagan precios bajos por el arroz.

En cada hectárea de sembrío recogemos 10 toneladas de arroz, que equivale a 200 sacos. Los sacos de arroz en cáscara son ofrecidos a los molineros a 1.20 soles, sin embargo estos llegan a pagar hasta 80 céntimos. En cada hectárea invertimos 7 mil soles, en donde trabajamos hasta 5 personas desde que amanece hasta que anochece por seis meses consecutivos. Eso cansa y nos envejece pero no tenemos otra oportunidad laboral, menciona el hombre del campo.

Editor: Emili Flores Romero