NacionalPoliticaVARIANTE C.37 LA AMENAZA DEL NUEVO COVID-19

Juan Carlos Sarmiento3 semanas hace18 min
https://elgranperiodicodelaire.com/wp-content/uploads/2021/05/186629899_2920841018244164_8059923927552345598_n.jpg

Informe-. El Instituto Nacional de Salud confirmó que la variante C.37 del coronavirus está presente en el Perú. Los investigadores secuenciaron 623 muestras de 19 regiones del país y determinaron que el 80% del total corresponde a este linaje del coronavirus SARS-CoV-2, que causa el COVID-19. Para el ministro de Salud, Oscar Ugarte, quien presentó los resultados del análisis realizado por el INS, probablemente la variante C.37 es la causante del pico que durante la segunda ola hemos notado entre finales de marzo y abril. En su momento pensamos que era la P1 conocida como brasileña, pero ahora se ve más claramente que se debería a esta nueva variante.

A fines de abril, un equipo de científicos peruanos ya había identificado la presencia de la variante C.37. Aclararon en ese momento que aún hay muchas interrogantes respecto a si es más transmisible que otras variantes o si es más letal. La variante, que deriva del linaje B.1.1.1 que circula en el mundo desde hace meses, no solo se encuentra en Perú y Chile, sino que ha sido detectada en Argentina, Brasil, Ecuador, entre otros países. En nuestro país está presente desde diciembre. También circulan las variantes P.1 identificada primero en Japón y Brasil y la B.1.1.7. identificada primero en el Reino Unido.

Al igual que los investigadores que la detectaron, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) considera que no es correcto calificarla como variante peruana o andina por los países en que se ha detectado. No es preciso llamarla andina, ya que su origen no es claro, y ha sido detectada también en EE.UU., Australia, Alemania, España y Reino Unido. Esa variante comparte algunas características comunes a otras variantes de interés, dijo en respuesta a El Comercio el Dr. Sylvain Aldiguieri, jefe de Incidentes de la OPS.

El experto de la OPS también considera que es prematuro asociar la variante con el surgimiento de las nuevas olas de contagio en la región. No hay evidencias que permitan afirmar que C.37 tiene una mayor transmisibilidad ni mucho menos mayor letalidad -afirma Aldiguieri-. Si bien se ha distribuido ampliamente en diversas zonas del Perú, esa variante está circulando con otras variantes presentes en la región, y al momento esa variante no es dominante, por lo que es temprano para asociarla a las nuevas olas.

El equipo de investigadores de la Universidad Cayetano Heredia que detectó la variante C.37 también ha sido cauto al informar sobre sus características epidemiológicas y han reiterado que son necesarios estudios multidisciplinarios para determinar si es más transmisible o genera mayor letalidad.

En una entrevista con este Diario, Pablo Tsukayama, líder del Laboratorio de Genómica Microbiana de la Universidad Cayetano Heredia y líder del grupo que identificó la variante, afirmó que C.37 tiene una serie de mutaciones que le permitieron superar a las más de 50 variantes que circulan en el Perú.

Los investigadores han destacado que C.37 tiene una deleción [una pérdida de material genético] que se ha detectado en las variantes de preocupación, y comparte una mutación clave ORF1a 3675 3677 con la variante P.1 brasileña, lo que haría arrojen el mismo resultado en las pruebas PCR, por lo que es posible que actualmente se estén identificando muestras como P.1 cuando en realidad corresponderían a la C.37.

La OPS recomienda, en ese sentido, que todos los países fortalezcan la vigilancia genómica para la identificación de variantes articulada con la vigilancia epidemiológica, para detectar a tiempo cambios en la forma de transmisión, cambios en la forma clínica de la enfermedad mayor gravedad o una falla en la eficacia de las vacunas.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) consideran a los linajes P.1 y B.1.1.7., que circulan en el Perú, como variantes de preocupación, lo que quiere decir que es una variante para la cual hay evidencia de un aumento en la transmisibilidad y enfermedad más grave. Los CDC aún no clasifican a la C.37. El Minsa no ha sido claro al catalogarla. Cabe precisar que la aparición de variantes es un evento biológico natural que se da en todos los virus. Las variantes pueden ser introducidas a un país o pueden surgir en el mismo territorio.

 

 

 

 

¿QUÉ OPINAS?

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

2020 © Todos los derechos reservas - Desarrollado por www.sistemasandinos.org